«

»

Mis años felices: recursos prácticos para violencias cotidianas

Mis años felices

Por Millenial journalist

Soy una periodista de 26 años, una joven normal de estos tiempos, bueno, eso creo yo, aunque no todos mis amigos y conocidos opinan lo mismo. Mi anormalidad radica no solo en el hecho de que vivo sola, sino, sobre todo en que disfruto y defiendo mi independencia con uñas y dientes.

Mi situación es temporal y se debe a simples circunstancias familiares: mis padres, por obligaciones laborales, llevan poco más de cuatro años fuera del país. Con el resto de mis parientes no tengo una mala relación, pero tampoco son precisamente los más unidos del mundo, además soy hija única y soltera, pero por suerte cuento con buenos amigos.

idalia-2

En cuanto a mi soltería, muchos se preguntan lo típico: cómo es posible que una muchacha linda, inteligente, buena, no tenga novio. Primeramente, quisiera dejar claro que soy una absoluta defensora del amor, pero también pienso que el amor debe traer felicidad, no tensiones ni frustraciones. Esto último creo explicarlo mejor mediante ejemplos concretos:

Otras muchachas que conozco en la misma situación que yo, hijas de compañeros de mis padres, han aguantado, como decimos en buen cubano, villas y castillas a sus novios con tal de no quedarse solas. Error: para mí un novio jamás será el sustituto de mis padres ausentes. Son amores distintos.

 

La semana pasada me encontré con una amiga de la facultad, quien me habló de sus planes de ser madre el año próximo. Me sorprendí y quise saber más. La principal razón que me dio fue que su novio ya tiene 28 años. Ahí terminé la conversación y cambié de asunto. No veo por qué la edad del hombre deba representar una presión para la mujer con respecto a la maternidad. Al contrario, somos nosotras las que tenemos una edad límite, puesto que arriesgamos nuestra salud y es nuestro cuerpo el que sufre. Ellos, mientras conserven su virilidad, pueden procrear. Charles Chaplin concibió a Geraldine a los 80 años.

Como estos, tengo disímiles ejemplos en mente, pero no quisiera mencionar solo los negativos, pues ya dije que creo totalmente en el amor. Otra amiga de la facultad, a quien conozco desde la infancia, lleva poco más de dos años casada con un muchacho de nuestra edad. En el momento de la boda, no llevaban ni un año juntos. Afortunadamente, todo va bien hasta ahora. Son tal para cual en cuanto a gustos. Salen de noche, comparten con los amigos, bucean, andan juntos en bicicleta, continúan disfrutando de su juventud. Yo soy amante de la fotografía, al igual que ellos dos, y me resulta adorable ver en las redes sociales las excelentes fotos que se hacen uno al otro, sobre todo ahora que viven en una hermosa ciudad europea. Más que un matrimonio, parecen aún un noviazgo. Esos dos seres, son la prueba de que casarse no tiene por qué ser sinónimo de envejecer 10 años en un día.

La diseñadora Gabrielle Chanel dijo que el lujo tiene que ser cómodo, de lo contrario, no es lujo. Algo similar sucede con el amor: una vez que comienza a traer más tristezas que alegrías, es mejor dejarlo ir. La francesa conocida como Coco Chanel fue la primera mujer del mundo en llevar pantalones. Siempre me inspiran esas personas que revolucionan el mundo y dejan su huella en la historia. Me pregunto si lograré revolucionar nuestra sociedad que, en mi opinión, todavía tiene mucho que aprender de otras más avanzadas en pensamiento.

Desde niña he tenido el privilegio de viajar y conocer otras culturas. Cuando converso con amigos, principalmente europeos, me dicen que, para ellos, lo normal a nuestra edad es vivir solo y siendo mayores que yo, es normal ser soltero y no pensar ni remotamente en hijos. Aquí en Cuba, sin embargo, la europea soy yo. Así me llaman algunos debido a mis gustos y forma de ver la vida.

being-single-woman-illustrations-idalia-candelas

Volviendo al amor, solo he sufrido decepciones con los hombres, pero eso no me hace desistir. Pienso que la felicidad debe comenzar por uno mismo y no construirse alrededor de otra persona, así que, mientras llega la persona adecuada, disfruto de otras cosas que me ofrece la vida, como mi preciada independencia y mi temporal privacidad, esa que muchos llaman egoísmo. Que yo vea mi soledad como un lujo, hace que otras me vean como una ermitaña; o como me dijo un amigo: una toronjita agridulce.

Pero lo que muchos quizás no valoran es que estar sola me ha enseñado a aprovechar el tiempo. He progresado profesionalmente, he logrado otros intereses y, lo más importante, he madurado como nunca imaginé. Al principio todos se preguntaban cómo una niña mimada, que lo ha tenido todo en la vida, que no sabía ni freír un huevo, podría sobrevivir en esta situación. Casi cinco años después, todos elogian cómo la niña mimada se ha hecho mujer.

Sé que cuando encuentre a la persona adecuada, porque estoy segura  que la encontraré, recordaré esta temporal soledad como mis años felices.

Magela-Romero-Almodovar

 

Recursos prácticos para violencias cotidianas

Con la colaboración de Magela Romero

  • No permitas que te juzguen, vivir sola no es problema
  • La soledad es una elección, la soledad no es física
  • Decide por tu vida y no dejes que los juicios, las críticas de otros  te impulsen a tomar decisiones apresuradas que traigan malestar a tu vida
  • Tenemos el derecho de decidir sobre nuestras relaciones amorosas y esperar a que la persona adecuada se presente en nuestras vidas
  • No elegir por el qué dirán, las que tenemos que decir sobre nuestra existencia y alternativas de vida somos nosotras mismas
  • Disfrutar la soledad, haced cosas que te resulten placenteras sin presión de tiempos, de espacios, de lógicas de pareja… hasta que lo decidas…
©Ilustraciones Idalia Candelas.
A esta ilustradora mexicana le gusta “mostrar mujeres que conviven en soledad, pero no sufren. No están deprimidas ni lloran. Más bien se sienten seguras, exaltando el sentido de disfrutar de la compañía de sí mismas.”

 

carro-2

 

+ Microhistoria

¡Voy a leer Mujer al timón!

2 comentarios

  1. Annia

    Yo también soy europea!!! y niña mimada que se hizo mujer soliata en casa 🙂

    1. Ada, Circuito Líquido

      Enhorabuena Annia querida
      Esperamos que la próxima microhistoria tambien te guste
      Un beso 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>