«

»

CULTURA & ECONOMÍA

En el siguiente post Naylen Tocabens, estudiante de 5to año de la especialidad de Historia del Arte nos comparte sus impresiones sobre el seminario de Economía de la Cultura que organizamos del 6 al 10 de abril en la Editorial de la Mujer.

circuito-liquido-cartel-seminario-economianaylenMás allá de las cifras. Cultura y economía en la balanza de Circuito Líquido

Por Naylen Tocabens Matos

 

¿Cuáles son los factores que limitan el desarrollo del sector cultural en el país? ¿Cuál es el ciclo económico de los bienes y servicios culturales? ¿En qué consiste la Economía de la Cultura, y qué relación tiene con las cuestiones anteriores? Quienes asistimos la semana pasada a la sede de la Editorial de la Mujer, tuvimos la oportunidad de acercarnos a las respuestas a dichas interrogantes a través del Ciclo de Conferencias sobre Economía de la Cultura, a cargo de las investigadoras Tania García Lorenzo y Beatriz Pérez Paz. El seminario, organizado por Circuito Líquido, contó con el apoyo de la Real Embajada de Noruega en La Habana, la Consejería Cultural de la Embajada de España en La Habana (AECID) y la Oficina de la UNESCO en La Habana. El programa completo puede consultarse aquí.

 

Beatriz Pérez

Beatriz Pérez

Tania García

Tania García

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El seminario, previsto para sesionar de lunes a jueves, deslumbró a los presentes, al introducirnos en el ámbito de la economía desde la cultura y viceversa, a partir de alocuciones amenas y esclarecedoras sobre diversos aspectos como: el modelo económico en construcción, la estructura de las relaciones económicas, los actores sociales fundamentales y la particularidad mercantil de los bienes y servicios culturales. De esta manera, nos permitió, además, concientizar sobre la importancia de la economía para los procesos que hoy forman parte de las industrias creativas, un término en boga en los últimos años para ampliar el propio concepto de industrias culturales. En cada conferencia, se generaron interesantes debates en torno a problemáticas puntuales de la correlación entre economía y cultura para entender la complejidad del tema, y se expusieron asimismo razonamientos bien argumentados y ejemplificados por parte de las ponentes y asistentes.

seminario-cultura1

El propósito del presente post, más allá de informar sobre los aspectos más significativos dentro del seminario, es reflexionar sobre un tema importante que saltó a la vista en las discusiones: ¿cuántos trabajadores de nuestro ámbito son conscientes de la importancia de la economía de la cultura en la sociedad? En mi humilde opinión, el profesional de la cultura debe estar en constante formación, como cualquier trabajador de otro sector, para poder estar en consonancia con los tiempos en que vivimos. L@s que asistimos a este seminario, reconocimos por experiencia propia y conocimiento empírico, la veracidad de los planteamientos realizados por las ponentes, pero nunca habíamos analizado dichas cuestiones desde el punto de vista que ofrece esta sub-disciplina. Al menos, ese es mi criterio como estudiante universitaria.

Hasta hace relativamente pocos años, la economía de la cultura era pensada desde los centros hegemónicos del poder, desde las potencias mundiales. Con el desarrollo de los Estudios Culturales y otros enfoques teóricos en América Latina, luego de los años 60, nuestra región ha sido partícipe de los debates conceptuales y ha protagonizado la vanguardia de ramas afines del pensamiento intelectual periférico, desde una perspectiva poscolonial e integracionista. Intercambios y seminarios como este toman como punto de partida las ideas e inquietudes que se generan en nuestros pueblos para discursar sobre los problemas que afectan a la sociedad latinoamericana.

No se puede perder de vista el rol innegable de la cultura en la estrategia de desarrollo regional y nacional para los nuevos tiempos que se avecinan. La economía de la cultura es imprescindible a la hora de emprender proyectos culturales y artísticos sostenibles, que partan de la comunidad y tengan a la misma como destino, pues permite conocer características como el PIB cultural y el potencial creativo de cada territorio en el cual inciden.

Tampoco debemos desconocer el papel indispensable del Estado en la implantación de una política pública que abarque la totalidad de actores y modelos emergentes dentro de la cultura, y favorezca el ciclo económico de sus actividades y procesos. De esta manera, se podrían incrementar las iniciativas de desarrollo local que se generen al interior de las propias comunidades, sin intervención de entidades ajenas a estas, y realizar acciones desde estos centros, que en definitiva, son las que más impactan en la vida cotidiana de la población.

El seminario cumplió ampliamente sus expectativas. Sobre el tapete, quedó planteada la polémica en torno a los conceptos y propuestas que se manejan dentro de la sub-disciplina, hoy todavía en construcción. Ahora el asunto radica en si somos capaces de aprovechar el nuevo escenario para poner en práctica lo aprendido.

seminario-cultura4

seminario-cultura5

 

 

 

 

 

 

 

 

+ FOTOS DEL TALLER

 

Las expectativas con las que vine creo que las sobrecumplí porque me llevo más tareas para pensar la casa y en el marco del proyecto en el que estoy. Mejores ponentes imposibles para este tema. Me ha gustado la dinámica (del seminario), no han sido solo conferencias sino que nos han permitido “meter la cuchareta” para compartir nuestras experiencias. No me voy siendo una teórica en Economía de la Cultura, sino con ciertos conocimientos para orientar. Es lo que yo buscaba en el mundo de la Comunicación Social para llevarlo a un espacio emergente (La Marca), de nuevo tipo, con una alegalidad rara, que económicamente se está enfrentando a todos los retos que conlleva cualquier negocio en Cuba hoy, con el añadido de estar un poco a la zaga.

Marta María Ramírez, Periodista. Community Manager de La Marca Estudio Galería de Arte Corporal

 

El formato (del seminario) y las conferencias están bien. Estoy familiarizado con el tema, no es la primera vez que lo escucho. Muy buena la selección de las profesoras, creo que son de las que más saben de este tema (en Cuba). Sugiero que incluyan más ejemplos prácticos de empresas, proyectos, iniciativas privadas, etc… que tengan un impacto actual en la economía de la cultura porque estamos necesitados de estudiar ejemplos positivos concretos.

Yunier Morales, Economista, Compositor

 

Ha sido muy útil y ampliamos nuestros conocimientos, principalmente porque en la carrera no se aborda con frecuencia este tema en el plan de estudio. También nos gustó la manera en que las profesoras impartieron las conferencias, pues nosotros no somos económic@s y pudimos entenderlas.

Monica, estudiante de Historia del Arte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>